“Atravesé el fuego por mi hija”: una madre salva a su pequeña de morir quemada en el incendio de su casa

“Atravesé el fuego por mi hija”: una madre salva a su pequeña de morir quemada en el incendio de su casacincomas.com

Una valiente madre consiguió atravesar llamas de más de seis metros de altura para salvar a su hija, que se encontraba atrapada dentro de su casa en llamas. A pesar de que ambas resultaron gravemente heridas, las dos han conseguido recuperarse rápidamente y, para celebrar la vida, la mujer se ha casado con el amor de su infancia, según informa Mirror

Angel Fiorini, de 33 años, sufrió quemaduras de tercer grado en casi la mitad de su cuerpo después de que su casa en el Estado de Washington, EE.UU., se incendiara en octubre del año pasado. Su hija Gianna, de ocho años, también sufrió graves quemaduras en sus brazos, manos y tripa y ambas tuvieron que pasar varias semanas ingresadas en el hospital hasta que consiguieron recuperarse.
Todo sucedió un 28 de octubre de 2016 cuando cuando Angel se encontraba sola en casa con sus hijas. A media noche, Fiorini se levantó angustiada porqueno podía casi respirar.
“Me levanté y abrí la puerta de mi habitación…ahí fue cuando vi que un tercio de mi casa estaba en llamas y mi salón estaba lleno de un espeso humo negro.”, ha dicho la joven.
La madre cogió en ese momento a dos de sus hijas y se las llevó fuera de la casa. Pero Gianna seguía dentro y el fuego cada vez se extendía más. Así que la madre no se lo pensó dos veces y entró a por ella.
Para ello tuvo que atravesar llamas de más de seis metros de altura, hasta que a tientas dio con la niña, que gritaba “¡mamá, mamá!”.
Al final, la madre cogió a la niña y ambas consiguieron alcanzar la puerta principal de la vivienda. “Ambas teníamos la piel negra, carbonizada colgando de nuestras manos y brazos y recuerdo pensar que todo iba a estar bien porque estábamos vivas pero debí desmayarme antes de conseguir salir de la casa.”, ha añadido.
Afrotunadamente, un bombero retirado y un conductor de ambulancias vieron el fuego y acudieron a la casa a ayudar a la mujer. Cuando entraron a la casa descubrieron a la madre y la hija cerca de la puerta de la entrada y consiguieron sacarlas fuera.
Una vez fuera y ya conscientes, madre e hija se despertaron entre terribles dolores mientras esperaban a los servicios de emergencias para ser atendidas. Mientras tanto, unos vecinos se ocuparon de las otras dos pequeñas.
Ambas fueron trasladadas al hospital para ser tratadas de sus quemaduras. La madre se encontraba en peor estado que la hija y, de hecho, contrajo una infección una vez en el hospital, lo que la provocó varios fallos en algunos de sus órganos, por lo que estuvo en coma durante diez días.
A las cinco semanas del accidente, Angel recibió el alta y se pudo ir a casa. A día de hoy aún se sigue sin saber qué provocó el devastador incendio.
Pero por suerte, aunque la vida de Angel y Gianna cambió para siempre en octubre, en enero Aaron, el padre de las pequeñas, que el día del incendio no se encontraba en casa, sorprendió a Angel. La pareja llevaba 15 años junta pero Angel nunca había pensado que se fueran a casar porque eran muy felices sin estarlo. En una cena, rodeados de sus amigos, Aaron le pidió matrimonio y Angel, por supuesto, dijo que sí. El final más feliz para una historia de superación.