Llega inconsciente a urgencias y los médicos se enfrentan a su tatuaje: "No resucitar"

Llega inconsciente a urgencias y los médicos se enfrentan a su tatuaje: "No resucitar"cincomas.com

Un hombre llegó inconsciente a un hospital de Florida y puso a los médicos ante una disyuntiva ética: en su pecho se leía tatuado 'No resucitar'. La palabra no aparecía subrayada y los médicos no sabían si ignorar el mensaje o tratar de reanimarlo al ver que su vida peligraba.

El caso publicado por 'The New England Journal of Medicine'   resume la cuestión ética que enfrentaron los médicos de urgencias en un hospital de EEUU con un paciente de 70 años que llegó inconsciente, sin documentación, ni acompañante.

Los médicos no sabían con claridad si era legal no respetarlo y cumplir con su deber de hacer todo por salvarle la vida o dejarlo morir, tal y como dejaba claro su tatuaje.

El paciente tenía altos niveles de alcohol en sangre y tenía antecedentes de EPOC, diabetes, y arritmias.

Sus parámetros vitales empeoraban por momentos por lo que intervinieron para evitar que fuera a más.

Contactaron con el departamento ético del centro hospitalario de Florida para consultar qué hacer, considerando que un mensaje en un tatuaje podía ser el resultado de una moda o de un momento festivo.

El autor del artículo médico aseguró que el departamento de ética aconsejó que "que respetáramos el tatuaje del paciente (…) Sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica,  lo que podría verse como precaución pero también como una ceremonia de adherencia a la tradición y normas médicas, y que la ley a veces no es lo suficientemente ágil como para apoyar la atención centrada en el paciente y el respeto por sus intereses".

Finalmente, los servicios sociales sí pudieron encontrar su orden DNR (de no resucitación) "extrahospitalaria" del Departamento de Salud de la Florida que, en este caso, coincidía con el tatuaje y el hombre falleció sin someterse a respiración cardiopulmonar como era su expreso deseo.