Australia dice 'sí' al matrimonio homosexual con un 61,6 % de los votos

Australia dice 'sí' al matrimonio homosexual con un 61,6 % de los votoscincomas.com

Más de siete millones de personas en Australia, un 61,6% del censo electoral, han votado a favor de la legalización del matrimonio homosexual en el marco de una consulta realizada durante los últimos meses a través de una encuesta postal no vinculante.

La Oficina Nacional de Estadística de Australia ha señalado que más de 12,7 millones de personas, 79,5 por ciento del censo electoral, han participado en la consulta sobre la legalización del matrimonio homosexual, que era voluntaria. Un 38,4 por ciento habría votado 'no' a la medida; la posición que defendía el ex primer ministro Tony Abbott, entre otros políticos conservadores que se sumaron a la campaña contraria a abordar una reforma en este sentido de la Ley del Matrimonios de 1961.
De este modo, los resultados de la votación, que comenzó en septiembre mediante una encuesta postal no vinculante, podrían poner fin a una cuestión que ha provocado divisiones a nivel interno en el Gobierno del actual primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, que tendrá que esforzarse por legalizar el matrimonio igualitario antes de Navidades, según ha informado el diario local 'Herald Sun'.
Aunque el matrimonio homosexual aún es ilegal en Australia, el país reconoció de forma legal en 2014 la existencia de un género "neutro" o "no específico".
A finales de agosto, miles de personas salieron a las calles de la localidad de Melbourne para expresar su apoyo a la legalización del matrimonio homosexual en la recta final de la campaña para el referéndum.
LA INCIATIVA DEBE DEBATIRSE EN EL PARLAMENTO
Turnbull ha aseverado que ahora el Parlamento, desde donde debe asumirse el debate, debe ponerse "manos a la obra" para cumplir con la intención del pueblo. "Los australianos nos han pedido que hagamos esto posible. Este año, antes de Navidad, debemos cumplir con este compromiso", ha manifestado el primer ministro australiano.
Asimismo, ha aprovechado la ocasión para agradecer el trabajo del ministro de Finanzas, Mathias Cormann, que gestionó la consulta mediante el voto postal.
"Hay que reconocer su labor, así como la de la Comisión Electoral de Australia y de la Oficina Nacional de Estadística, que ha ofrecido su ayuda para llevar a cabo esta votación de forma tan eficiente, comprensiva y empática", ha aseverado el dirigente, que ha afirmado que el Gobierno debe "respetar la voz del pueblo sea cual sea su decisión".
DOS PROPUESTAS PARA LEGALIZARLO: LA LIBERAL Y LA CONSERVADORA
No obstante, en el marco de dicho debate en el Parlamento habrán de presentarse las distintas propuestas al respecto de la legalización del matrimonio homosexual, entre las que figuran la promovida por  el liberal moderado Dean Smith y la del conservador James Paterson, que está dirigida hacia la protección de los principios religiosos y la protección de aquellos negocios o entidades que oficien bodas para que tengan el derecho de rechazar realizar bodas para matrimonios homosexuales, tal y como informa Otago Daily Times.
HRW INSTA AL GOBIERNO A APROBAR LA LEY CUANTO ANTES
La organización Human Rights Watch (HRW) ha instado este miércoles en un comunicado al Gobierno australiano aprobar la ley sobre el matrimonio igualitario cuanto antes.
"El pueblo australiano ha hablado. (...) Ahora el Gobierno y el Parlamento deben asegurar que este periodo de indecisión política se acaba y adoptar la legislación a favor del matrimonio igualitario de forma inmediata", ha señalado Boris Dittrich, el director del programa para Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) de HRW.
"Gais, lesbianas y bisexuales han estado esperando en Australia durante un largo periodo de tiempo por la igualdad, y ahora es el momento de que se les ofrezca", ha aseverado.
"Los derechos de las minorías no son cosas que se puedan someter a la votación popular", ha manifestado Dittrich, que ha añadido que "los políticos deben actuar de forma rápida para colocar Australia a la altura de otros países de similar mentalidad en relación con el matrimonio homosexual".