Podría ir a la cárcel en Dubái por ser testigo de una pelea entre sus amigos y un borracho

Podría ir a la cárcel en Dubái por ser testigo de una pelea entre sus amigos y un borrachocincomas.com

Los amigos de Asa Hutchinson, una británica de 21 años, se encontraron con un borracho dormido y decidieron hacerse selfies con él. Una gracia que podría salirle muy cara a la joven. Podría terminar en la cárcel por presenciar la pelea que desató cuando el hombre se despertó.

Asa ha asegurado al diario The Sun que ni siquiera estaba con sus amigos cuando todo comenzó en el hotel de Dubái. “El hombre se despertó y empezó a dar puñetazos a los chicos. Yo escuché el escándalo y fui a ver qué estaba pasando”. Pero no se quedó ahí, puesto que a continuación “llamó a la Policía y puso denuncias a los chicos por tomarle fotos y ser irrespetuosos”.
Pero, para su desgracia, hacer fotos a otra persona sin su consentimiento y faltarle al respeto son delitos en Dubái que pueden conllevar una pena de prisión.
Los amigos de Asa vieron conmutados estos cargos y pudieron recuperar sus pasaportes pagando una multa. Pero, al descubrir que ella vive en los Emiratos Árabes, le traspasaron los de sus compañeros. 
“Es muy injusto. Yo no estuve involucrada, lo único que hice fue estar allí, pero la Policía no está interesada en lo que yo tenga que decir”, explica Asa.
Y no se equivoca, ya que las leyes de Dubái dan mayor importancia a la versión de la persona que denuncia, aunque en este caso fuera el hombre quien comenzara a pegar a los jóvenes.