Los expertos llaman "la isla fantasma" a este misterioso lugar en medio del Pacífico

Los expertos llaman "la isla fantasma" a este misterioso lugar en medio del Pacíficocincomas.com

Sobre la isla de Nan Madol, situada en medio del océano Pacífico, cae una terrible maldición que la convierte en una ciudad embrujada en la que si vas, no volverás, según sostienen los lugareños.

Según los expertos y lugareños, los misterios que se suceden en esta isla en medio del Pacífico, son actos embrujados que hacen maldito al lugar, donde están convencidos que si acudes a pasar la noche, morirás.
La pequeña isla se encuentra cercana a la isla principal de Ponhpei, en Micronesia, en el Pacífico.

Según informa Mirror, a pesar de su difícil acceso debido a su remota ubicación, la isla fue descubierta por lo europeos, quienes la denominaron como la octava maravilla del mundo entonces.
24db13bedac2c21debfe49ba5942c240
Los misterios en esta isla se remontan al siglo primero, en el que los expertos del canal científico Science Channel, comparan a la isla con la ciudad perdida de Atlantis, de la que se rumorea que se perdió bajo el mar.
La isla está compuesta por 97 bloques enormes con formas geométricas definidas separadas por estrechos canales de agua. Los expertos como el arqueólogo  Dr. Patrick Hunt, se preguntan entonces "¿Por qué alguien construiría una ciudad en el medio del océano?", afirma el doctor.
aa4c335d3416c548da3a8a79b352e81c
El país más cercano, Australia, se encuentra a  más de 2.500 kilómetros. El mismo nombre de la isla, Nam Madol, que significa el "espacio intermedio", es algo que también ha desconcertado a los investigadores.
Según la Dra. Karen Bellingerm la topología de la isla es un misterio en sí mismo. "Tan sorprendente como que este sitio aparece en las imágenes de los satélitales. Hay paredes que tienen ocho metros de alto y cinco metros de espesor", asegura.
Muchos científicos la han denominado como "ciudad fantasma" y los nativos de Pohnpei se niegan a acercarse, alegando que la ciudad está embrujada.
Los pocos dispuestos a llevar turistas allí solo lo hacen a la luz del día, ya los lugareños afirman haber visto orbes misteriosos y resplandecientes alrededor del lugar por la noche.