Los investigadores temen que se haya producido una explosión en el submarino desaparecido

La Armada argentina se agarra a un sonido subacuático detectado en la zona donde se cree que desapareció el submarino Ara San Juan, con 44 tripulantes a bordo. Es la última esperanza que tienen para rescatar con vida a los marines, cuyas familias esperan en la base militar de Mar de Plata.

Las autoridades militares no se atreven a hablar de explosión e insisten en decir que es un ruido. Sin embargo, algunos expertos temen que dicho “ruido subacuático” se deba a una explosión. Este nuevo indicio coincide con la hora, el día y el área de operaciones de la última posición registrada.
Los familiares de los 44 tripulantes siguen la búsqueda de sus seres queridos desde la base naval de Mar del Plata, que se ha llenado de mensajes de solidaridad. Las próximas horas son críticas porque la tripulación podría quedarse ya prácticamente sin oxígeno y el país entero está pendiente del submarino.
En el mar, hay un despliegue sin precedentes. Cerca de 60 navíos y aviones de cinco países participan en una búsqueda contra reloj que hasta ahora sólo ha dado decepciones. La última, una mancha térmica bajo el agua que resultó ser falsa y tres bengalas que podrían proceder de un pesquero.