Le dan tres meses de vida a una embarazada de 17 años por un raro tumor cerebral

Le dan tres meses de vida a una embarazada de 17 años por un raro tumor cerebralcincomas.com

En Pensilvania, Estados Unidos, le han diagnosticado un extraño cáncer cerebral a una joven de 17 años que se encuentra en la semana 31 de embarazo. Debido a la enfermedad, que suele presentarse en niños menores de 10 años, los especialistas le han dado tres meses de vida.

Dana Scatton una joven de 17 años de Pensilvania, Estados Unidos, ha sido diagnosticada con glioma pontino intrínseco difuso. Esto es un tumor en el sistema nervioso central que se forma con el tejido glial, presente en el cerebro y la médula espinal. Esta enfermedad se desarrolla principalmente en niños menores de 10 años, por lo que es muy extraño que aparezca en personas de mayor edad.

Según informa Daily Mail, Scatton empezó a sentir malestares al hablar, tragar y caminar a principios de noviembre. Tenía las piernas débiles y le costaba sostenerse en pie. Al principio, la joven pensó que podría tratarse de estrés por el embarazo y la Universidad, o incluso que el bebé estuviera colocado en una mala posición y que a ella le afectara negativamente.

No obstante, los síntomas no cesaban y en una de sus visitas rutinarias al médico para controlar el embarazo, Scatton le comentó sus dolencias al especialista. Al día siguiente, le realizaron una resonancia magnética que desveló que un tumor estaba creciendo en la base de su cerebro.

La pareja

Los médicos le han dado a Scatton tres meses de vida, a no ser que se someta a un tratamiento de radioterapia inmediatamente que podría alargarle la vida unos nueve meses más.

Exponerse a un tratamiento de este tipo puede ser perjudicial para el feto pero, en este caso, el riesgo de que afecte al bebé es mínimo, puesto que el procedimiento tendría lugar en la cabeza. A pesar de esto y de que Scatton empeora diariamente, la joven y su familia quieren esperar a la semana 34 de embarazo para que el bebé nazca por cesárea y no haya ninguna posibilidad de que las radiaciones le afecten.

"Ya no puedo valerme por mí misma como antes. No puedo ponerme los pantalones sin caerme. Aunque el pronóstico es devastador, estoy esperando un milagro", explica Dana a Daily Mail. Su familia y amigos han creado una página de Go Fund Me para poder financiar los gastos médicos.