Como si fuese su casa: De servirse un refresco sin permiso a ‘desvalijar’ el restaurante

Empezó con cierta timidez, asomándose por la ventana del autoservicio de un restaurante de comida rápida de Maryland, EEUU: una mirada por aquí, un vistazo por allá… nadie dentro del recinto inmediato y la máquina de refrescos a su alcance; lo mismo que los vasos. Así que, ¿por qué no? –debió pensar–. Esta ladrona decidió que era una buena idea dejar colgando medio cuerpo por el hueco de la ventana para alzar el brazo hacia el interior, tomar un vaso y servirse.

Sin embargo… ¿qué sería del refresco sin algo que llevarse a la boca? Necesitaba buscar alimento, por lo que una cosa llevó a la otra. Y así, del medio cuerpo colgando pasó a, –no sin dificultad–, colarse directamente dentro de la sala a través del estrecho espacio que dejaba la ventana abierta.

Lo siguiente fue tapar tranquilamente el vaso para que no se cayese la bebida y coger una caja de cartón que le vino de perlas para llenarla de comida antes de salir nuevamente por la ventana. Eso sí, antes de ello se le ocurrió hacer lo que hasta entonces no había hecho: tirar de su jersey hacia arriba y ponérselo a modo de capucha para cubrir su cabeza…

Demasiado tarde. Las cámaras grabaron la secuencia entera, con su rostro al descubierto, de frente y perfil…

La propia Policía del Condado de Howard ha difundido las imágenes por Facebook, donde se aprecia con absoluta claridad a la ladrona, para identificarla y detenerla.

Incluso, tal como detalla la publicación en la red social, se ofrece una recompensa de 500 dólares, –unos 424 euros–, para aquel que contribuya a localizarla, por lo que se presupone que su arresto es una mera cuestión de tiempo.