Antonio se emociona hablando de su liberación: “Lo peor fue estar solo 204 días”

Tras 299 días de secuestro, Antonio fue al fin liberado. El periodista nos cuenta cómo fue ese día en el que sus secuestradores le dieron ropa y le intimidaron con el símbolo del estado islámico impreso en una gorra. Pensó entonces que había llegado el momento de su ejecución y rezó para que fuera lo más rápido posible.

Fue transportado en una furgoneta y al llegar a su destino se reencontró con sus compañeros. “O nos van a vender, o nos matan a los tres o nos liberan… y fue la tercera opción”, confiesa. Pero, ¿qué ocurrió para que les liberaran de la noche a la mañana? Antonio no lo sabe pero tiene una opinión al respecto.