Apuros en ‘La Casa de los Tronistas’: Luis Mateucci, el enfado de Barranco y las lágrimas de Violeta

Parecía un día tranquilo en la ‘Casa de los Tronistas’. Sophie acababa de tener su cita con Alex, Violeta iba a unirse a la cena con ellos y Barranco no estaba, pero como siempre, las cosas pueden cambiar muy rápidamente.

Luis Mateucci se presentaba en la casa sin previo aviso buscando poder hablar con Violeta de su reciente espantada en el programa anterior. Violeta cree que Luis está haciendo un paripé y le ha confesado que en realidad le estaba reservando una cita especial al argentino. Luis ha querido transmitirle a Violeta cómo se siente: “Perdí esa cita y no me gusta quedarme fuera”, le ha dicho.
Sophie ha querido intervenir en la discusión para calmar el ambiente y ha invitado a Luis a cenar. Afortunadamente, la cena parecía estar haciendo su efecto. Luis y Violeta volvían a reírse juntos y a darse besos y abrazos cómplices. Sin embargo, el mal rollo de ‘La Casa de los Tronistas’ acababa de empezar.
Barranco acababa de llegar a la casa. Si ya venía de mal humor, el entrar en su cuarto y ver que su cama había sido usada, no le ha ayudado a calmarle. En seguida, le echó la bronca a Violeta y la tronista se ha derrumbado.  Barranco pensaba que Violeta había usado su cama con algún pretendiente pero Sophie le ha aclarado que durmió sola. Cuando Barranco se ha dado cuenta del mal trago que estaba pasando Violeta, se ha apresurado a pedirle perdón por el malentendido y los dos han acabado fundiéndose en un abrazo.