Aroa se arrepiente de haber abandonado a su madre cuando estuvo enferma de cáncer

Aroa abandonó a su madre en el peor momento de su vida: cuando luchaba contra un cáncer y su marido la dejó por su mejor amiga. Aroa no supo ver el mal que hizo cuando tenía 15 años pero ahora, con más madurez, quiere disculparse por sus actos y dejar claro a su madre que nunca más volverá a estar sola.

El motivo que llevó a Aroa a irse del lado de su madre cuando tenía 15 años fue la libertad de la que disfrutó en casa de su padre, que acababa de abandonar a su madre en el momento en que le diagnosticaron cáncer. Inmaculada asegura que nunca culpabilizó a su hija: “Creo que estaba condicionada por dos adultos”. Sin embargo ha querido relatar los momentos tan duros que supuso ese cambio en su vida: se quedó sin ver ni hablar a su hija, bloqueada en todos los aspectos por la menor y repudiada en sus encontronazos en plena calle.