Bertín llora de emoción con Adrián y de la risa con Paz Padilla y el resto de invitados