Carlos anuncia que ha tenido que cambiar a Mónica por jamón y nadie se inmuta

La expareja planeó gastar una broma a los compañeros, pero no pareció impactarles mucho

Carlos Lozano y Mónica Hoyos volvían de hacer un intercambio de oro por comida al pirata cuando, a mitad de camino, se les ocurrió que el presentador volviera solo y anunciara que había tenido que intercambiar a su compañera por un poco de jamón.

Sin embargo, la broma no tuvo el efecto esperado: "Si has traído de comer, que se quede allí Mónica", afirmaba Chelo, nada afectada por la ausencia de su compañera. El resto de concursantes tampoco se preocuparon por el destino de Hoyos, centrándose en mirar desconsolados la triste recompensa: dos lonchas de pavo.