Cita Marina y Gerard: Empiezan con besos... ¡y acaban sin cámaras!

A pesar del poco tiempo que llevan conociéndose, la cita no podía haber ido mejor

Gerard ha entrado más tarde que el resto de pretendientes y no parece dispuesto a permitir que eso juegue en su contra. El chico ha pisado a fondo el acelerador y, de momento, todo indica que su estrategia le está funcionando.
En su cita con Marina, ambos charlaban en la cocina y el pretendiente le reprochaba a la tronista que trate a todos los chicos igual: "A mí me gusta sentirme especial", le informaba. Sin embargo, Gerard se mostraba muy seguro de sí mismo y de su poder de seducción. Tanto que la pareja acabó comiéndose a besos y, finalmente, se fueron juntos a la habitación para disfrutar de una cita sin cámaras y "hablar más tranquilos", según decían entre risas.
¿Qué habrá pasado en esa cita sin testigos?