Cristina abandona el trono tras nuevas confidencias y sospechosas contradicciones

  • El programa analiza la misteriosa noche que Cristina pasó junto a Miguel de Hoyos y varios testigos la desenmascaran

  • La tronista también se saltó las normas con uno de sus pretendientes

El trono de Cristina ha llegado a su fin, y no lo ha hecho de la mejor manera. 'MyHyV' le mostraba un vídeo en el que se analizaba su sospechosa historia con Miguel de Hoyos.

Todo empezó por unas comprometidas fotos que llegaron al programa en las que la tronista y Miguel de Hoyos bailaban en la discoteca de Efrén. El programa no dudó en ponerse en contacto con Efrén, quien aseguró que Miguel le había contado que durmió con la tronista y mantuvieron relaciones íntimas.

Por si el testimonio de Efrén no fuese suficiente, el programa también contactó con un segundo testigo, que estuvo esa noche en la discoteca y que afirmó haber visto a Cristina "bailarle todo el rato a Miguel y lanzarse a darle un beso".

Entre este mar de dudas, Cristina seguía negando las confidencias. Según ella, Miguel tan solo paso por su casa para "hacer pipí", y asegura haber trasladado el asunto a los juzgados: "Ya he tomado medidas contra Miguel porque me está acusando de algo muy fuerte y yo lo sigo negando".

A la historia de Miguel Hoyos, hay que sumarle las dudas que la tronista sembró con su compañero de trono, Álvaro, hace unas semanas, ya que el tronista se quedó a dormir a su casa. Y si, por si acaso todas estas confidencias no bastaban, en el programa de ayer se confirmaba una nueva.

Cristina reconocía haber enviado un vídeo felicitando el cumpleaños a uno de sus pretendientes, a Cristian. Vídeo en el que, además, aparecía junto a su madre. Toñi no aguantaba más mentiras y pedía sinceridad, pero la sinceridad seguía brillando por su ausencia.

Cristian intentaba defender a su tronista, asegurando que Efrén solo quiere fama: "Efrén tenía un precontrato para entrar a 'SV', y si quiere entrar tiene que hacer un poquito de tele". Pero estas afirmaciones hacían estallar a Toñi: "Te voy a regalar una brújula porque estás un poco perdido. Hemos invitado a Efrén y no le interesa venir".

Y entre este revuelo, los pretendientes abandonaban el programa y se ponía punto y final al trono de Cristina: un trono marcado por las dudas, las confidencias y las mentiras.