Escalofriante: Así intimidaron los secuestradores a Antonio, representando su ejecución

El objetivo principal era intimidarle a través del miedo y fue llevado a cabo mediante una representación de lo que podría ser su muerte. Antonio fue al baño y a su regreso a la habitación le obligaron a arrollarse.

Le mostraron un cuchillo dentado y se lo pusieron en el cuello mientras otro de sus secuestradores comenzaba a grabarle con un teléfono móvil y le levantaba la cara para que mirase a cámara. “Cuando pensaba que se acaba empezó a pegarme con el mango en la cabeza y empezó a reírse. Los dos empezaron a reírse. Me dijeron que esto es lo que me iba a ocurrir si intentaba escaparme”. Escalofriante relato.