Estela estalla contra Kiko ante los duros ataques a su marido

  • Estela acaba sincerándose con Anabel: "le tengo un cariño terrible"

  • Kiko cesa la pelea con caricias y masajes

Una nueva discusión llega a la casa de Guadalix. Kiko Jiménez aseguraba que Diego Matamoros había visitado la casa con la intención de romper su amistad con Estela. Esta, muy cabreada, saltaba: "Mira Kiko, vete a la mierda’". Joao le reprochaba inmediatamente: "Estela, esa actitud es feísima".

Así empezó una pelea entre la pareja ante la mirada de sus compañeros "¿Por qué sigues tío? ¡Que te bajes del burro!", le rogaba Estela entre gritos. "Estaba intentando volver a confiar en ti", a lo que Kiko le contestaba tajante: "Pues no deposites en mí ninguna confianza".

Estela abandonó la habitación y buscó apoyo en sus compañeros, Anabel y Joao, con quienes se confesaba: "Yo soy gilipollas porque le tengo un cariño terrible".  Por su parte, Kiko buscaba refugio en Gianmarco, aunque el italiano se mostraba confundido: "¿Ahora qué sois? ¿Amigos? Yo no entiendo nada".

Horas más tarde, Kiko aflojaba ofreciéndole a Estela un café, mientras le acariciaba el cuello y le masajeaba la espalda. De vuelta a la habitación, Anabel Pantoja les cantó una canción ante la que Estela se emocionaba. Kiko sonreía y aseguraba que la canción "estaba escrita para ellos".