Irene Montero: "Soy feminista, quiero la igualdad, defiendo los derechos humanos, punto y final"

Irene Montero centra su preocupación el el discurso del "malote", dónde se comenta cualquier cosa pero con cautela para evitar que las personas "feministas" no se molesten. 

La política asegura que entre los hombres existe un comentario común: "No te vamos a decir nada porque con esto de que sois feministas a ver si me vas a montar un pollo por cualquier cosa que te diga".