J.J. Vázquez: "Solo veía muerte, todo me remitía a la finalización de la vida"

Jorge Javier ha explicado: “Solo veía muerte, todo me remitía a la finalización de la vida”. Para él, todo era “decadencia” y pensaba en el final: “Me sentía muy mayor para los años que tenía, como si mi vida  hubiera llegado a un momento en el que ya nada bueno podía pasarme, era como vivir en un estado de atonía”.
 
Su casa se convirtió en un “refugio”, el terreno que conocía y en el que no entraba nadie. Eso sí, ha dejado claro que no estaba inmerso en una depresión, sino en un proceso con una pena “muy honda” contra la que no podía luchar.
Necesitaba descansar, buscaba horas para dormir de día para poder presentar programas de noche y las vacaciones se le hacían cortas: “El descanso no me servía para volver aquí de nuevo, me parecía volver otra vez a la jaula”.