Kiko reconoce que aún no ha hablado con su padre

  • El 'opinionista' no confía en él

La relación entre Kiko y su padre es tensa. Después de recibir un audio y mostrarse muy emocionado parecía que el acercamiento de ambos podría estar cerca, pero el joven ha confesado que no le ha llamado porque no confía en sus intenciones: "No me ha apetecido, no lo he visto en situación y no lo he hecho. Me emocioné, pero creo que más porque me acordé de mi madre que por él. Creo que tengo que esperar un tiempo y le llamaré cuando me vea capaz. Cuando salí de plató me apetecía, pero al día siguiente ya me apetecía menos. Ahora estoy viviendo un momento muy mediático y vivo en una burbuja en la que creo que tengo que estar más tranquilo. Ahora desconfío de él y no sé si se está acercando a mí por el momento en el que me encuentro", ha explicado.