Manuel Díaz, de Paquirri: “Veía reflejado en él al padre que nunca había tenido”

Los inicios de Manuel en el mundo del toreo están marcados por una gran figura: Paquirri, al que está profundamente agradecido, tanto por lo que le enseñó del mundo del toro como por todo lo que le aportó a nivel emocional. “En mi aprendizaje como torero tuve una referencia muy importante en Paquirri. En algunos tentaderos de los Núñez él medecía por dónde me tenía que poner y me ayudaba. Él veía mi verdad en la inocencia de un chiquillo que quería ser torero porque buscaba parecerse a alguien que no conocía, y yo veía reflejado en él al padre que nunca había tenido. Fue un hombre que me dio un cariño especial y muy buenas lecciones con una humanidad fuera de lo normal.

De hecho, cuando ocurrió la tragedia de Pozoblanco, él me brindó el último toro de su vida. Yo, a veces, comento con su hijo Fran la grandeza de su padre y lo agradecido que siempre le he estado por el sitio que me dio en esta profesión, cuando me decía que no le hacía falta que le dijera nada, porque él sabía quién era yo”, cuenta Manuel.