Marina y Alai: confidencias y besos a discreción

Lo que empezó como un juego de Marina se extendió durante toda la cita

Para su última cita con Alai, Marina tenía preparado un juego muy refrescante: el chico tenía que probar polos a ciegas y, si acertaba el sabor, se llevaba un beso de la tronista; aunque lo cierto es que esta le ha acabado regalado muchos más besos de los que se ha ganado. 

Además de comerse a besos, también han tenido tiempo para hablar de la salida de Ramiro y Alonso, así como sobre los dos nuevos pretendientes: Curro y Moya. Alai asegura que no les ve como rivales y que únicamente le preocupan "los que llevan más tiempo".