Marina y Alai: regalo, lágrimas y reconciliación

La tronista intentó arreglar las consecuencias de sus decisiones y mantener a Alai como pretendiente

Marina recibía a Alai con un regalo: una caja de bombones, quizá para endulzar el amargor de los últimos acontecimientos. El pretendiente decidía abandonar después de que Marina le diera una cita a Santana para dormir con ella.
La chica se arrepentía de su decisión y así se lo hizo saber a Alai: "No le voy a dar la cita a Santana. No va a dormir en la casa". Tras unos momentos de tensión, Marina se rompía y le pedía entre lágrimas que no se vaya del programa.
Por el beso final y la complicidad, todo apunta a que las aguas han vuelto a su cauce pero, ¿decidirá Alai quedarse como pretendiente de Marina o le podrá la presión?