Marina elige por Moha y le envía al trono de Violeta

Moha estaba mareando la perdiz por no ser capaz de elegir a quien quiere pretender. No lo tiene nada claro y por eso está intentando conocerlas primero antes de decidir, pero parece que ya han elegido por él.

A Marina no le gusta nada que Moha siga indeciso. La tronista cree que la están vacilando y el hecho de que Violeta le haya pedido una cita y el pretendiente la haya aceptado ha sido la gota que ha colmado el vaso de su paciencia.
Marina le ha transmitido a Moha que ya no quiere conocerle e incluso ha tenido el gesto de moverle la silla al lugar de los pretendientes de Violeta sin antes decirle: “Hala bonito, que lo disfrutes”.