Las citas de Marina, el rechazo de Santana y los piques con Moha en la casa