Marina cree la versión de Alai y se reconcilian entre lágrimas

La confidencia sobre el pretendiente amenazaba con dinamitar la recta final de la tronista, pero finalmente la falta de pruebas y las explicaciones de Alai han traído la calma

Aunque en un principio las explicaciones de Alai no convencían a Marina, que seguía desconfiando por una confidencia que aseguraba que el chico se había ido al baño de una discoteca con otra, finalmente la tronista parece haber recapacitado.
Entre lágrimas, y con Alai consolándola en su trono, Marina ha pedido a sus chicos que cuiden sus actos: "Estoy en la recta final, haced las cosas bien", rogaba desconsolada. "Sabes que yo no hice nada", le ha dicho Alai mirándole a los ojos, pidiéndole que confíe en él igual que él confía en ella.
Finalmente, Marina ha dado su brazo a torcer y ha creído a su chico, quien le ha dado un abrazo de reconciliación.