Noemí Salazar se sincera en la curva de la vida: desde su infancia hasta su salto a la fama

Noemí Salazar habla de la dura depresión de su madre y del conflicto con su hermana: "No vino a mi boda"
  • Noemí ha confesado que se tuvo que hacer cargo emocionalmente de su madre

Noemí Salazar se ha abierto en canal con su curva de la vida en 'GH VIP 7'. En ella ha hablado de su infancia, de varios problemas familiares y de su salto a la fama en el programa 'Gipsy Kings'.

La depresión de su madre

La reina del 'brilli brilli' ha confesado que fue "fruto" del amor entre sus padres, y es que su madre, Raquel Salazar, no era gitana y tuvo que luchar mucho para poder estar con su marido: "Para poder estarlo, me tuvieron a mí y luego me regalaron a mi hermana Raquel y a mi hermano Carlitos". Aunque la concursante recuerda una infancia feliz, reconoce que la muerte de su abuela supuso un dolor muy fuerte en su familia: "Mi madre lo pasó muy mal y entró en una depresión muy grande". 

El salto a la fama

Noemí entró en televisión "de la forma más tonta posible". Una redactora del programa 'Gipsy Kings' le dijo que estaba buscando a una chica como ella para explicar cómo es el amor entre los gitanos, y ahí empezó todo. El desparpajo de la concursante hizo que los redactores quisieran seguir contando con ella: “Al año siguiente querían que volviese a grabar y grabé mi pedida, mi boda, el bautizo de mi hija y todo”.

La importancia de su marido Antón

Antón ha sido uno de los protagonistas en la curva de la vida: “Me llena en todos los sentidos, siempre me suma y nunca me resta”, ha dicho la concursante refiriéndose a su marido. Además, Noemí reconoce que el concurso está suponiendo una experiencia nueva para ella: "Nunca he estado sola, nunca he viajado con amigas y, por eso, estoy disfrutando mucho”, ha dicho visiblemente emocionada.