Pablo Alborán, el hombre que susurraba…. a su perro

Antes de recoger a María Esteve e irse a Sevilla a la casa de Bertín Osborne, Pablo Alborán ha pasado el rato con alguien a quien iba a echar “mucho de menos”: su perro, Terral. En su increíble jardín, le ha dado un baño y le ha dicho que iba a conocer a los caballos de Bertín . El presentador también ha estado un rato charlando con sus yeguas… ¡Vaya dos!