Pelayo le hace a Jennifer un cambio que deja a todos sin palabras... ¡literalmente!

Jennifer está harta de tener que comprarse la ropa en la sección de niños.

Tiene una enfermedad que le impide ganar peso (de hecho, ha perdido 15 kilos en un año), por lo que no encuentra ropa de su talla y se siente incómoda con todo lo que se pone. Pelayo ha sido el encargado de hacer su gran cambio. El look final ha dejado a todos encantados... sobre todo a su pareja, que se ha quedado sin palabras.