Robin Food: Rosquillas 'Tati'

Xavi Rodríguez, "torpedo mediático" y presentador de televisión que comenzó trabajando en las ondas, es el 'invitado estrellado' de 'Robin Food'. Xavi, que reconoce ser un fiel seguidor del programa aprende los trucos para amasar y freír unas rosquillas tontas y listas con la ayuda de un palo.

Rosquillas Tati de 'Robin Food'

INGREDIENTES 

6 huevos Pitas Pitas

300g de azúcar (para la masa)

2,5 sobres de levadura en polvo

Medio vaso de zumo (el de 1 limón, el resto hasta llenar el vaso, de naranja)

20g de anís molido

Medio vaso (de los de agua) de anís

Medio vaso de aceite de girasol 

La ralladura de la piel de 2 limones y media naranja

1,3 kg. de harina

Además, 

Aceite de girasol para freírlas

0,5 kg. de azúcar (para rebozarlas)

PREPARACIÓN

Separar las yemas de las claras. 

Batir las claras con la batidora hasta que estén muy espumosas, casi punto de nieve. 

Entonces añadir las yemas y batir. 

Añadir el azúcar + levadura + zumo + anís molido + anís + aceite de girasol + ralladura, sin dejar de batir. 

Incorporar por último la harina, de a pocos. 

Se sabe que ya están cuando con las manos enharinadas puedes hacer bolas, se trabajan bien y no se pegan. 

Entonces, con las manos, hacer pellizcos a la masa, formar bolas y colocarlas sobre la superficie enharinada. 

Con una cierta habilidad -hay que ser rápido-, montar una sobre otra - para hacerlas dobles - y aplastarlas un poco para que se peguen.

Así con toda la masa. 

Meter el dedo en el centro de cada bola formada y aplastada e introducir la rosquilla en el aceite caliente. 

Se hunden en el aceite caliente, pero rápidamente salen a la superficie. 

Ahí entra en funcionamiento "el palito de la Victoria" -  o similar, el mango de un cubierto de palo-, se mete en el agujerito del centro y se hace girar la rosquilla sobre sí misma -  sino el agujero tiende a cerrarse y queda una especie de buñuelo-.

Con una espumadera, vuelta, vuelta y otra vuelta hasta que se doren. 

Escurrir las últimas de aceite caliente. 

Las podemos dejar naturales - rosquillas tontas -, o rebozarlas en azúcar rosquillas listas-.

Listo.