Rocío Carrasco más sincera que nunca: habla sin tapujos de la relación con su marido y de su madre, Rocío Jurado

  • La hija de la Jurado reconoce haber sufrido: “He llorado mucho”

  • Rocío se muestra muy enamorada de su marido: “Volvería a todo con Fidel Albiac”

Ha costado sacarle las palabras a Rocío Carrasco. La hija de Rocío Jurado siempre se ha mostrado reacia a hablar con los medios de comunicación. Hasta ayer. Rocío ha roto su silencio en su entrevista más sincera, en la que respondía sin miedo a cualquier pregunta.

"Has salido de la madriguera en el momento en el que más se habla de ti", le decía la reportera. Y es que Rocío Carrasco, si bien es cierto que ha estado en el foco mediático desde pequeñita, lleva semanas en las portadas de la prensa rosa. La participación de su hija, Rocío Flores, en 'Supervivientes 2020' y la difícil relación con su ex marido, Antonio David Flores, no la dejan descansar.

Aunque al inicio de la entrevista, Rocío ha preferido aparcar los problemas y recordar a su madre, a la que "siempre ha tenido igual de presente". Hablando sobre ella no escatima en halagos y afirma que es un "gran ser humano".

Rocío se muestra en todo momento sincera y reconoce "haber llorado mucho". A sus problemas familiares, se suma "la pesadilla" que supuso en un primer momento la apertura del museo dedicado a Rocío Jurado, aunque ahora parece que las aguas están calmadas por el momento: "Al final el museo se va a convertir en un sueño".

Un sueño en el que ha participado su marido, Fidel Albiac, siendo el director de la obra. Y al igual que con su madre, Rocío Carrasco no ha podido dedicar al amor de su vida más que buenas palabras: "Yo me volvería a casar, volvería a conocerlo hace 20 años, yo volvería a todo con Fidel Albiac".

Así que, entre los dramas de Rocío, el amor parece no resultar un problema. Quizá, en un futuro, consiga poner fin a los problemas con su hija y su exmarido. O quizá no. Porque como ella ha dicho, "el tiempo no cierra las heridas".