Tensión y lágrimas a partes iguales