Teresa fue abandonada por su padre con 6 años y ahora quiere llevar los apellidos de la pareja de su madre

Teresa no ha tenido una infancia fácil, ella y su madre fueron abandonadas por su padre cuando tan solo tenía 6 años.

Tras muchas decepciones, Teresa decide que no quiere saber nada más de él. Con el tiempo, su madre conoce a un hombre que las trata, a ella y a su hermana, como sus propias hijas y por eso, y por devolverle la felicidad a su madre, Teresa quiere pedirle llevar sus apellidos.