Tres expulsiones, tres citas y un nuevo pretendiente para Maira