El polígrafo de Marta López, el espiritismo de Malena Gracia y el infierno de las drogas de Sofia Cristo