Ayuda a la prostitución

Callejeros acompaña una ONG de Castellón que recorre cada día la nacional llevando preservativos y lubricante a las prostitutas que ofrecen sus servicios en el arcén.

“Hay unas 15 y cada vez hay más porque en Cataluña son multadas por ejercer su oficio”. Vicente y María José, miembros de la entidad, señalan que la mayoría son chicas rumanas de menos de 30 años. “A mí no me engaña nadie. Primero cobro el servicio a 20 euros” apunta una de las chicas.