Curas con el convento bajo tierra

Los monjes aprovechan una cueva de Guadix para su retiro eterno espiritual.

Viven a la altura de los enterrados en el cementerio que cuidan.