Detective privado por un día

Persecuciones, seguimiento de personas y hasta cambios de look para infiltrarse en el mundo de los detectives privados

Lo más importante es poder pasar desapercibida. Así que Samanta se pone en las manos de una estilista y cambia la apariencia de su ropa, su pelo e incluso de sus ojos. Después de este makeover conocemos a Núria, la versión detective de la periodista, una rubia equipada con sus gafas de sol y su cámara de fotos. 
Un caso estándar de seguimiento e investigación de un sujeto puede llegar a durar entre 5-6 días, con un equipo de hasta 8 personas, aunque suele ser suficiente con una sola. Todo depende del tipo de caso que tengamos entre manos. El precio de estos servicios suele ser de 70 euros por hora de trabajo y persona. 
La detective y Samanta "cazan in fraganti" a una infiel con su amante