Una víbora Russell muerde a Frank de la Jungla

El propio Frank consigue salvarse a sí mismo la vida al extraer y anular el veneno de la víbora Russell 

La víbora Russell es la más temible de su especie. Frank se encuentra con la víbora, y en un descuido, le muerde a la altura del tobillo. De inmediato, las venas se le empiezan a hinchar.
Ante tal situación, el leonés tiembla y tirita, incapaz de explicar lo que le ha ocurrido ante el estupor del director el  operador de cámara, Nacho Medina  y Santiago Trancho respectivamente.
Finalmente, Frank consigue reaccionar y saca su cuchillo de la funda y se corta la herida unos centímetros más arriba: “Es para que fluya la sangre e impedir que el veneno circule hacia arriba”, explica Frank mientras se empieza a coser la pierna.