Frank de la Jungla nos presenta al escorpión asiático

Frank ha decidido ir hoy en busca de animales salvajes por las selvas de Tailandia. En su recorrido ha dado con tortugas con apariencia de cerditos, cobras escupidoras de veneno, serpientes del mangruf con un brillante color negro y amarillo y con este escorpión exclusivo del hábitat asiático.

Frank se las conoce todas y en cuanto ha visto un tronco que podía esconder algo interesante debajo, no ha tardado ni medio minuto en levantarlo y echarlo a un lado. Cómo esperaba ha encontrado algo muy singular: un escorpión asiático, al que no ha tenido ningún reparo de coger por el aguijón para mostrarlo a cámara.
Cómo todo arácnido cuenta con 8 patas a la que se suman dos grandes pinzas que usa como patas principales. Unas pinzas que recuerdan mucho a las de un cangrejo de rio. Esta familia de escorpiones no es venenosa, pero una picadura de este bicho supone un dolor similar al de la picadura de cinco abejas. Y como no podía ser de otra manera, Frank ha dejado que se le posen dos escorpiones en la cabeza mientras explicaba que el escorpión, al picarte, deposita su aguijón y se le regenera uno nuevo a los diez minutos. Este hombre no tiene remedio…