Frank: "Las pitones no hacen nada"

Frank vuelve a confiarse con la serpiente que estuvo a punto de acabar con su vida.

El animal había salido a tomar el sol en el jardín de una familia de clase alta. Realmente estaba tan adormilada que hasta Santi se atrevió a cogerla y meterla en la caja para soltarla posteriormente.