Samanta se convierte en un ciborg: se pone un implante que detecta siempre el Norte

Después de haber conocido a dos ciborg – uno con una antena cromática implantada en el cráneo y otra con un implante que detecta el movimiento sísmico de la Tierra- a Samanta le ha picado la curiosidad.

La atrevida reportera se ha puesto un implante llamado ‘Northsense’, que siempre le indica dónde está el Norte magnético. De esta manera, amplía sus sentidos, y sabe siempre cuál es su ubicación.