Samanta se niega a hacerse una liposucción para ser (supuestamente) más bella

En este nuevo programa, Samanta se ha adentrado en el mundo de la belleza y sus cánones y ha comenzado por examinar su propio cuerpo.

Después de dar a la luz a sus mellizos, se le ha caído la barriga y la edad y el paso natural de los años ha hecho que la flacidez de sus brazos y sus piernas y la juventud de su piel no sea la misma. Pero, ¿debe ponerle remedio pasando por un quirófano y aceptarse a sí misma como es? La reportera ha empezado por pedir un presupuesto: ¡Más de 40.000 euros!