Las bodas japonesas se celebran en silencio

El equipo del programa acompaña a una pareja japonesa el día de su boda, que se celebrará en el templo sintoísta Toyokuni Jinja, en Kioto. 

La ceremonia del té es uno de los rituales más ancestrales de la cultura japonesa y se remonta al siglo IX. Durante el enlace, el té se sirve en tres ocasiones y se toma en otras tres. Además, está permitido hacer un pequeño ruido en el último sorbo como señal de satisfacción. Por otra parte, la lluvia en un día de boda se considera un buen síntoma, ya que se traduce como solidez en la futura relación. El silencio solo se puede romper por los aplausos.