'Fuera de cobertura': España, el supermercado de los jeques