'Fuera de cobertura': El Estrecho, puerta giratoria