¿Te gustaría sentir los movimientos de la Tierra en tu piel? Ella puede

Después de conocer a Neil, un ciborg que tiene una antena cromática conectada a su cráneo, Samanta ha conocido a una segunda ciborg.

Se hace llamar Moon y lleva un implante en el brazo que vibra cuando percibe los movimientos sísmicos de la Tierra. ¿Seremos así en el futuro…?