¡La novia es la gran estrella de la boda marroquí!

La novia luce como mínimo tres vestidos. La boda termina con el vestido de novia tradicional blanco. Una boda es el lugar donde las familias exhiben su poder adquisitivo.

La comida y la música juegan un papel muy importante en el festejo y la madrina es la encargada de contratar la gran haima que se instala en la calle para acoger la gran fiesta nocturna, a la que acuden todos los familiares y amigos de la pareja, además de todos los vecinos.