Los padres también deben asumirlo

Según comentan los profesionales son los padres quienes más tardan en aceptarlo.

El padre de Nahia reconoce que ahora es una persona más tolerante y bondadosa con todas las personas. Como se diría, "no hay mal que por bien no venga".