'En el punto de mira': Familias conflictivas e impostores